Experiencias con IN-PIPE

Villalba de los Barros (Badajoz)

En agosto de 2011 se inició este pilotaje con la intención de comprobar las
bondades del sistema In-Pipe en una EDAR de un municipio en España. A priori no se fijó ningún objetivo concreto, dejando actuar al sistema para evaluar los resultados obtenidos.

A día de hoy los resultados objetivos en el influente a la EDAR en los
periodos de agosto de 2010 a febrero de 2011 (sin In-Pipe) y de agosto de
2011 a febrero de 2012 (con In-Pipe) son bastante llamativos. Se observa que en el periodo previo a la dosificación de In-Pipe existe mayor caudal del agua tratada esto es debido a que un arroyo desemboca directamente en el colector que va a la EDAR y el aumento de la pluviometría en dicho periodo. No obstante, se observa que las reducciones de cargas son muy significativas, tanto en los parámetros expresados en kg/d como en mg/l.

Greenville

Los objetivos en Greenville, iniciado en el verano de 2004, eran la reducción de la producción de fangos y la reducción de la aireación en sus digestores. Con In-Pipe, Greenville ha sido capaz de eliminar una soplante con una potencia de
500 Hp y el volumen de fangos se ha reducido en un 60 por ciento.

Crown Point

Los objetivos en Crown Point, iniciado en el verano del 2007, eran aumentar
la capacidad de la planta, la reducción de los fangos y la reducción de amoníaco que retorna del sobrenadante del filtro prensa. Todos estos objetivos han sido totalmente cubiertos:
• El índice de volumen de fangos (SVI) mejoró de valores de 240 hasta 120 mg/l permitiendo manipular aumento de flujos puntuales en la planta durante períodos muy húmedos.
• La cantidad de fangos ha sido reducida a un 45 por ciento.
• El amoníaco sobrenadante de los digestores anaeróbicos ha sido reducido desde 1.200 a 600 mg/l proveyendo capacidad adicional como resultado de una carga orgánica menor y reducción del consumo energético en el sistema de fangos activados.
Esta planta, en este momento, puede operar flujos puntuales de más de 11MGD (42.000 m3/d) mientras que antes de la dosificación de las bacteriasfacultativas de In-Pipe debían de bypasear el flujo hacia una laguna cuandoéste excedía de 7 MGD (26.500 m3/d).

Sioux City

Iniciado en mayo de 2007, tenía un único objetivo que era el control de los
Olores, ya que el FOG es un problema importante en Sioux City al poseer más de treinta industrias importantes, muchas de las cuales procesan alimentos.

Los operadores gastaban por encima de 700.000 dólares al año en una
combinación de sales de nitrato y cloruro férrico. Además de esto, tenían varios sistemas de depuradores de grasas (scrubbers) en operación en diversas partes de la red. A pesar de este gasto, no podían controlar totalmente el olor y no conseguían ningún resultado controlando el FOG. Un informe producido por una compañía de ingeniería conocida indicó que para conseguir un control total de los olores en esta planta era necesario una inversión que oscilaba entre 1.200.000 y 1.800.000 dólares por año en productos químicos para control de olores, más un tratamiento en fase gaseosa a un coste de más de 1.000.0000 dólares cada torre en varios puntos de la red.

Después de nuestra experiencia, la tecnología In-Pipe ha reducido substancialmente los problemas de FOG en el sistema de alcantarillado. Debido a la reducción en la carga orgánica, la planta ha disminuido el volumen de fangos en un 29 por ciento al bajar la concentración de H2S en un 63 por ciento y comparándolo con la situación durante el tratamiento con productos químicos.

Jackson

El objetivo primordial en Jackson, donde comenzóel proceso en la primavera de 2002,era el control de FOG en la red dealcantarillado y la reducción de fangos.
Actualmente, el mantenimiento de FOG ha sido reducido en más de un 90 por ciento y el rechazo de fangos activados ha sido disminuido en un 49 por ciento.

Lakeland

Este caso es el más llamativo y el cliente más antiguo de la tecnología In-Pipe: ahorró más de 8 millones de dólares en un período de siete años.

Este proyectofue originalmente diseñado para reducir olores y eliminar los productosquímicos usados para ello (sales de nitrato). El programa en Lakeland ha ido en aumento desde entonces para conseguir otros tipos de beneficios tanto
económicos como operativos.

La planta de Lakeland es una planta de cinco líneas de 9 MGD (34.000 m3/d)
cada uno. In-Pipe ha mejorado substancialmente la operación de la planta al
mismo tiempo que ha reducido el tiempo de retención de los fangos (SRT) en
un 50 por ciento. Además, la disminución de impactos medioambientales fueron muy celebrados por la reducciónde DBO, TSS y nutrientes en el efluente, así como reducción de olores y FOGy control de corrosión en la red de saneamiento.

Integra Soluciones Ambientales
Web desarrollada por Ideanto